La empresa continúa monitoreando en terreno el caudal y turbiedad de ríos y esteros.

Pese a las fuertes precipitaciones y altas turbiedades de esteros y ríos, el suministro se ha mantenido en la región.

Nuevosur, con presencia en 31 localidades en la región del Maule, donde atiende a más de  280.000 hogares, realizó un balance del fin de semana, luego de uno de los mayores frentes de lluvia registrados en período estival durante las últimas décadas.

Conforme a los protocolos, la empresa comenzó a monitorear el fenómeno, decretando alerta preventiva el jueves 28 de enero, aumentando sus equipos en terreno y contratistas, y reforzando turnos y sistemas de mitigación.

El gerente general de Nuevosur, Juan Pablo González, informó que “hasta ahora todas las comunas operadas por Nuevosur se mantienen con un servicio estable gracias a las medidas desplegadas como: muestreo permanente, protección de captaciones, refuerzo en los sistemas productivos, entre otras”.

González detalló que “los mayores riesgos asociados a este tipo de eventos de alta precipitación en zonas precordilleranas son el arrastre de sedimentos y riesgos de aluviones. Los efectos se pueden traducir en crecidas abruptas de ríos y esteros, con incremento de turbiedad en cauces de agua y afectación en tomas y captaciones de agua superficial, dificultando o impidiendo el proceso de potabilización”.

El ejecutivo agregó que las mayores dificultades se enfrentaron debido al ingreso de gran cantidad de aguas lluvia a nuestros colectores de aguas servidas, que no están diseñados para ese fin, y que vieron superados en su capacidad, generando algunos rebases en sectores puntuales.

La empresa recordó que ante cualquier consulta las personas pueden recurrir al Centro de Ayuda 600 33 11000 0 600 37 24000 y *3311 desde celulares. También mantendrá un canal de información permanente y actualizado a través de los medios locales y su twitter @nuevosur_cl.