“Los lugareños no teníamos dónde depositar nuestra basura y, para peor, a veces venía gente de afuera que botaba todos sus desperdicios y una serie de desechos o escombros, a los pies de nuestros hogares. Y si sumamos que la extracción de toda esta basura es casi nula ya que por acá no pasa seguido el camión recolector, imagínese el tremendo problema que teníamos”, explica Mario Barrueto, Presidente de la Junta de Vecinos “Batuco”.

Afortunadamente este tema fue resuelto en favor de esta localidad rural distante a 13 kilómetros al nororiente de Chanco, en la ruta interna rumbo a Empedrado y donde habitan cerca de 300 personas, básicamente adultos y adultos mayores.

Aquello por cuanto el Gobierno a través del Ministerio de Desarrollo Social y Familia y del FOSIS, le otorgó $2.100.000 a la junta de vecinos para adquirir contenedores de basura con capacidad superior a los mil litros, además de luces led que mejorarán la iluminación del sector y el entorno de su amplia sede comunitaria.

La entrega y recepción de todos estos nuevos elementos estuvo encabezada por el alcalde de la Ilustre Municipalidad de Chanco, Marcelo Waddington, y la Directora Regional (s) del FOSIS, María Olga Loyola Cofré.