Un total de 77 observaciones ha recibido el proyecto de Enel que permitiría transportar energía entre Chile y Argentina, a través del Paso Pehuenche, ante el Servicio de Evaluación Ambiental, SEA.

Se trata de objeciones presentadas por personas naturales a la idea de instalar una cadena de torres de alta tensión, desde San Clemente hasta la ciudad trasandina de Mendoza.

El proyecto fue ingresado al SEA en octubre pasado y se encuentra actualmente en etapa de observaciones por parte de la ciudadanía. Es importante que las opiniones no provengan sólo de personas individuales, sino también de la comunidad informada y organizada”, dijo la diputada electa por el distrito 17, Mercedes Bulnes, tras sostener una reunión con el director regional del SEA, René Christen, a quien solicitó audiencia por medio de la plataforma de la Ley del Lobby.

“El director me informó respecto al estado del proyecto y me quedó muy claro que esta iniciativa, que seguramente busca generar electricidad en Chile para venderla en Argentina, no tendría ningún beneficio para nuestro país. Necesitamos mucha fuerza y a toda la ciudadanía, para que este plan se rechace y podamos resguardar nuestras zonas protegidas”, agregó Bulnes.

El proyecto “Interconexión Internacional de Interés Privado Los Cóndores (CL) – Río Diamante (AR)” contempla la construcción de más de setenta torres de alta tensión en un tramo de 27 kilómetros en Chile y 312, en Argentina, con una inversión de 36 millones de dólares.

“Obviamente este proyecto es un riesgo para la gran variedad de flora y fauna nativa de nuestra cordillera y su belleza escénica. Me alegra que el Gobierno Regional y la Municipalidad de San Clemente expusieran reparos a la iniciativa y emplazo a la seremi de Energía a explorar el mismo camino y revisar su decisión de no presentar objeciones”, manifestó la abogada.

El Servicio de Evaluación Ambiental recibirá observaciones a la iniciativa en su sitio web, hasta el 1° de febrero. Enel está obligada a responder todas las consultas y reparos.