Francisco Chaleco López (Copec-Red Bull-Maxus-Can Am-BCI Seguros) no ganó etapas en el Dakar 2022, pero se adjudicó el tercer Touareg como el número uno en la categoría Prototipo Ligeros realizando una carrera inteligente de principio a fin junto al navegante Juan Pablo Latrach, registrando un total de 45 horas 50 minutos 51 segundos para los 8.375 kilómetros.

Seguramente el piloto maulino había armado varias estrategias para afrontar la compleja competencia en el invierno saudí, con mucho frío en las mañanas y en los atardeceres, es decir cuando salía y cuando llegaba a los campamento. Pero ya desde el primer día se enfrentó a un joven y talentoso piloto como es el estadounidense Seth Quintero (19), con ansias de victoria y de récords, pero que en la Etapa 2 sufrió serios problemas mecánicos, quedando botado en el desierto y sin ninguna posibilidad de ganar su segunda intervención en el Dakar.

Ahí López Contardo sentenció la prueba y debió modificar la estrategia cuando desde la misma Etapa 2 comenzó a liderar la competencia administrando cada día las diferencia con sus adversarios que finalmente los extendió por casi una hora el último día, pese a los primeros lugares en cada etapa del norteamericano, pero reenganchado y fuera de competencia.

“Definitivamente, fue una carrera muy conservadora. Fuimos de menos a más. Esta es una carrera de resistencia donde pudimos hacer una buena navegación, no tuvimos muchos problemas, no perdimos tiempo todos los días. Esta competencia el que la gana es el que es más constante, el que tiene menos inconvenientes. Fuimos un equipo que lejos lo hizo bien, no rompimos e hicimos un buen trabajo y finalmente nos hace ser los vencedores. El año pasado fue diferente porque fuimos atacando, atacando, atacando; ahora fuimos conservando que es muy diferente, es otra forma de afrontar la competencia, pero igual la disfrutamos harto con Juan Pablo Latrach”, indicó Chaleco López a su llegada a Jeddah.

Fotos: Press Chaleco López.