• Octubre es el mes de la sensibilización sobre esta enfermedad, que afecta a un gran porcentaje de mujeres y en nuestro país se posiciona como la principal causa de muerte por cáncer. 

 

A lo largo de su vida, una de cada 12 mujeres en el mundo tendrá cáncer de mama, según la Organización Mundial de la Salud. Una patología que se posiciona como la más frecuente en el país y la primera causa de muerte de mujeres en edad reproductiva.

De acuerdo con los últimos datos de Globocan, en 2020 hubo 5.331 casos nuevos (20,9%) en Chile y 1.671 decesos.

En ese contexto y en el mes de la sensibilización sobre el Cáncer de Mama, RedSalud -a través de su recientemente creado Instituto del Cáncer- hace un llamado a reforzar la detección temprana y oportuna como una de las medidas más importantes que se pueden tomar para prevenir las muertes asociadas a esta enfermedad.

Actualmente, la estadística refleja que cada tres horas una mujer es diagnosticada con cáncer, y en muchas ocasiones ya se encuentran en estado avanzado.

Entre los factores de riesgo destacan la edad, ya que la mayoría de los cánceres de mama se diagnostica después de los 50 años; antecedentes de menarquía precoz, menopausia tardía, embarazo en edad avanzada, antecedentes familiares (madre-hermanas-tías) de cáncer de mama y ovario, mutaciones genéticas, obesidad, entre otros.

“El cáncer de mama es el tumor maligno más frecuente entre las mujeres de todo el mundo y en Chile no es la excepción. En nuestro país, actualmente esta patología es la primera causa de muerte. Además, el 4% de los cánceres de mama son invasivos y se diagnostican en mujeres menores de 40 años, mientras que 23% alrededor de los 50 años. En esa línea, es vital crear conciencia en las mujeres sobre la importancia que tiene la detección precoz, el autocuidado y realizarse el autoexamen y mamografía. Estas medidas pueden hacer la diferencia y están directamente relacionadas con la disminución de la mortalidad”, comenta la Dra. Claudia Gamargo, Oncóloga médica, Jefa del Departamento Oncología RedSalud y Director Médico del Instituto del Cáncer RedSalud.

La especialista es enfática en señalar que el diagnóstico temprano del cáncer salva vidas. “Mientras antes se realice, mayor es la probabilidad de curación. Actualmente, el 90% de los cánceres de mama detectados a tiempo tienen resultados exitosos. El problema es que muchos casos se identifican demasiado tarde. Por lo mismo, es clave que los pacientes tengan información, acceso y las herramientas para realizar la pesquisa de lesiones potencialmente cancerígenas”.

Este es uno de los propósitos del recientemente creado Instituto del Cáncer RedSalud, entidad con presencia a nivel nacional en Clínicas RedSalud y otros centros de salud asociados. “Vamos a fomentar la prevención, el diagnóstico precoz, junto con ofrecer tratamientos integrales multidisciplinarios que incluyen cuidados paliativos y alivio del dolor, Además, estamos trabajando en más investigación en torno a este y otros tipos de cánceres”, señala la Dra. Gamargo.

 

Lo que debes saber sobre el cáncer de mama

 

  1. ¿Cuáles son los síntomas más frecuentes?

Algunos signos y síntomas del cáncer de mama son la aparición de un bulto palpable o engrosamiento en la mama. También, cambio de tamaño, forma o aspecto de una mama, y en la piel sobre la mama; secreción del pezón que se produce de forma repentina, con sangre o solo en una mama; pezón invertido hacia dentro o una llaga en la zona del pezón, entre otros. “Resulta muy importante que cada mujer aprenda a conocer sus mamas, de manera que cualquier cambio perceptible a la vista o al tacto sea detectado de manera temprana. El autoexamen permite que la misma paciente pueda descubrir alteraciones en sus pechos en cuanto a coloración, forma y relieve, y con ello levantar las alertas para consultar con un especialista. Sin embargo, este autoexamen en ningún caso reemplaza a la mamografía”, indica la Dra. Gamargo.

 

  1. ¿Cuándo realizar la mamografía?

Según la especialista, las mujeres de 40 a 44 años tienen la opción de iniciar la detección con una mamografía cada año, mientras que en el caso de los 45 a 54 años la indicación es hacer este examen de manera anual. A partir de los 55 años, puede ser cada dos años u optar por continuar con este examen anualmente.

 

  1. ¿El cáncer de mama ocurre solo en las mujeres?

“Aunque se presenta en mayor cantidad en mujeres, los hombres también tienen glándulas mamarias y, por ende, pueden tener cáncer de mama, representando menos de 1% de todos los casos de este cáncer. Además, pese a que puede manifestarse a cualquier edad, es más común en los hombres mayores”, explica la Dra. Gamargo.

 

  1. ¿Qué tanto influye la genética?

De acuerdo con la Sociedad Americana de Cáncer, se cree que alrededor del 5% al 10% de los casos de cáncer de seno son hereditarios, lo que significa que se originan directamente de cambios genéticos (mutaciones) que se adquieren de uno de los padres. “Es importante la consultoría genética si hay antecedentes de Cáncer de Mama en la familia”, explica la especialista.

 

  1. Embarazo y cáncer de mama. ¿Son compatibles?

Si se diagnostica cáncer de mama durante el embarazo se puede recibir tratamiento. La Directora Médica del Instituto del Cáncer de RedSalud sostiene que “la quimioterapia está contraindicada en el primer trimestre de la gestación por el riesgo de malformación en el feto y aborto, pero se puede usar de forma segura en el segundo y tercero”.

 

  1. ¿Todas las mujeres con este tipo de cáncer deben extirparse la mama?

La cirugía de cáncer de mama puede utilizarse sola o en combinación con otros tratamientos, como la quimioterapia, la terapia hormonal, terapia dirigida y la radioterapia. En el caso de la cirugía, comprende diferentes procedimientos, que se deben evaluar caso a caso. Estos pueden ser mastectomía total, es decir, extirpar la mama por completo o parcial, cirugía para extirpar una parte del tejido mamario (tumor) y cirugía para extraer los ganglios linfáticos cercanos. Además, se puede optar por un procedimiento para reconstruir una mama después de la mastectomía.